alert-erroralert-infoalert-successalert-warningarrow-left-longbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclosecross-smalldropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
Style / junio 2020
Danielle Rines, Reebok Editorial

Reebok y el empoderamiento femenino: un legado que se remonta a 40 años atrás

El legado de Reebok en su misión de apoyar a la mujer se remonta a varias décadas atrás. Desde el desarrollo de nuevas tecnologías en calzado que marcaron un antes y un después hasta el lanzamiento de campañas de publicidad de gran notoriedad, Reebok siempre ha creído que el mundo es de las mujeres.

Cuando una marca afirma que las mujeres son la prioridad, realmente debe poner todos sus recursos en demostrarlo. Para que una marca se vanaglorie de apoyar y empoderar a las mujeres, no basta con las palabras, hacen falta hechos que les den credibilidad. Porque, si al final todo se reduce a una serie de eslóganes publicitarios vacíos, ¿entonces qué sentido tiene?
 
Reebok lleva décadas trabajando en esta causa. No se trata simplemente de subirse al carro y hacer algo porque el contexto social actual así lo demande y el resto de marcas hagan lo mismo. Desde el lanzamiento de la Reebok Freestyle en los 80, una zapatilla de fitness diseñada específicamente para el pie de la mujer mucho antes de que el mundo de la competición considerara la idea, hasta el lanzamiento de campañas en los 90 y los 2000 como It’s a Woman’s World creadas con el objetivo de mostrar cuán poderosas pueden ser las mujeres, Reebok ha demostrado con hechos que apoyar a las mujeres siempre ha sido una parte fundamental de su misión.
 
Según el archivo de Reebok, el lanzamiento en 1979 de la Aztec Princess, una zapatilla de running para mujer, allanó el camino para que Reebok entrara en el mercado de los Estados Unidos. Aunque el modelo original era una zapatilla de running para hombre, esta zapatilla contaba con diferentes innovaciones tecnológicas, como una suela estructurada diseñada específicamente para la mujer. Esta zapatilla recibió todos los elogios por parte de los medios de comunicación de más prestigio y, según el Archivo Reebok, esta silueta marcó un momento crucial en la historia de Reebok.
 
Womens_16
Reebok Archive Sample, 1983, Aztec Princess II
 
Las cosas tomaron aun más impulso con la llegada de los 80, década en la que Reebok desempeñó un papel clave en la popularidad del aerobic en el mundo entero con la irrupción de una zapatilla icónica: la Reebok Freestyle. En 1982, la Freestyle se convirtió en la primera zapatilla de fitness diseñada específicamente para la mujer, permitiéndole entrenar con una silueta que realmente se ajustaba a su pie (increíble, ¿no?). 37 años después sigue siendo un icono atemporal. 
 
En una entrevista de 2018 con el exdirector de marketing del Archivo Reebok, Angel Martinez, este habló sobre la importancia que ha tenido el movimiento del fitness femenino.
 
"Tal vez ahora parezca una locura pensar que en su día no estaba bien visto que las mujeres practicaran fitness y sudaran en público, porque las mujeres tenían que lucir siempre un aspecto impecable. Con la llegada de la Freestyle y la revolución del aerobic, las mujeres se empoderaron a través del ejercicio físico. Las mujeres que hacían aerobic estaban muy en forma y eran muy fuertes, y aquello inspiró a toda una nueva generación de mujeres jóvenes. La Freestyle fue la zapatilla que lo hizo posible. Hubo un cambio de mentalidad gracias en parte a lo que representó la Freestyle y lo que estaba haciendo Reebok en aquel momento.
 
Womens_14
Reebok Archive, 1985
 
Esta zapatilla muy pronto salió de las salas de fitness para conquistar las calles, convirtiéndose en un elemento imprescindible de la moda en los años 90. Fue popularmente conocida como la "54,11" en referencia a su precio de venta original, hasta convertirse en un símbolo por sí sola.
 
"No fue solo una cuestión de romper los moldes en el mundo del fitness y la moda, sino que también fue algo que el mundo del deporte nunca había visto hasta entonces: mujeres comprando zapatillas", cuenta Martinez.
 
Durante la fiebre del aerobic, uno de los sistemas de entrenamiento creados por Reebok fue el STEP. Según el Archivo Reebok, esta zapatilla "se posicionó como la primera zapatilla de entrenamiento aeróbico", y este programa de entrenamiento de alta intensidad y bajo impacto se convirtió de la noche a la mañana en toda una sensación y una alternativa al fitness total. Puesto que el aerobic estaba centrado principalmente en las mujeres, el STEP cambió las reglas del fitness y mostró a las mujeres el poder transformador del deporte en toda su dimensión. Después de eso, se desarrolló una línea completa de calzado y ropa para mujeres como apoyo a este programa de entrenamiento. El objetivo era lograr la inclusividad en los gimnasios y en el mundo del entrenamiento en general, de modo que las mujeres se sintieran realmente parte de él.
 
A finales de los 80, se estrenó una película de ciencia ficción que puso a las mujeres y a Reebok en primer plano. En 1986, la película Aliens mostró por primera vez la mítica bota Alien Stomper, un auténtico clásico de culto para los fans de la saga. La Alien Stomper es el modelo que llevaba la teniente Ripley en la película durante su enfrentamiento contra las hordas de aliens. El género de ciencia ficción está centrado, sobre todo, en personajes masculinos, pero de acuerdo con el Archivo Reebok, "esta bota supuso un cambio de paradigma, representando la relación de Reebok con las mujeres y su actitud audaz y desafiante." Si bien fue un riesgo, también significó una progresión natural para Reebok al apoyar a un personaje femenino muy fuerte que rompió barreras. La película tuvo un éxito sin precedentes, generando varias secuelas y diferentes relanzamientos de la icónica bota, y consolidando su lugar en la historia de las zapatillas.
 
Womens_17
Reebok Archive Sample, 1986, Alien Stomper Boot
 
Si bien los 80 representaron una década increíble para Reebok como marca innovadora que construyó su posicionamiento alrededor de las mujeres desafiando las convenciones y el status quo, los 90 fue cuando la marca realmente entró en acción. A principios de los 90, la diseñadora de Reebok Judy Close y su equipo se dieron cuenta de que no había zapatillas de baloncesto en el mercado para jugar al aire libre. De modo que diseñó algunos modelos. De acuerdo con el Archivo Reebok, la BLACKTOP fue el primer modelo de su clase que permitió a los jugadores hacer movimientos de calidad con sus pies en las canchas de baloncesto al aire libre. El trabajo de Judy en toda la línea BLACKTOP causó sensación en un área del deporte históricamente dominada por hombres, haciéndose un nombre como diseñadora top en el mundo del baloncesto. Judy Close también se encargó del diseño de la Shaq Attaq, un modelo todavía considerado como una de las mejores zapatillas de todos los tiempos.
 
Womens_18
Reebok Archive Sample, 1992, The Plateau Pump 
 
En una entrevista de 2017 con el Archivo Reebok, Judy habló de los orígenes de la BLACKTOP y de cómo aunaron esfuerzos para romper los límites.
 
"Simplemente se trataba de trabajar como un equipo unido, entendiendo la idea que perseguíamos, cómo eran nuestros consumidores, cuáles eran los productos y las capacidades, y llevarlos a un sitio donde nunca habían estado antes.
 
Las innovaciones en el calzado continuaron en los años 90, pero no fue hasta 1995 cuando Reebok decidió centrarse en el fitness y la mujer utilizando un enfoque completamente nuevo. El Archivo Reebok afirma que "los anuncios de aquella época mostraban a las mujeres en todas las facetas de la vida, así como la importancia de las mujeres como grupo." En aquel momento Reebok no se dio cuenta del poder y el significado que tenían los anuncios que estaban haciendo y que, hoy en día, serían tan relevantes como lo fueron hace 24 años.
 
1995 también fue el año del lanzamiento de Reebok Versa Training, un programa de fitness que proporcionó a las mujeres una serie de entrenamientos afines a sus preferencias, dándoles la capacidad de escoger entre diferentes opciones para alcanzar sus objetivos.  El Archivo Reebok también indica que los vídeos de entrenamientos en casa también sirvieron como una guía de referencia, proporcionando a las mujeres toda la información necesaria para empoderarse.
 
A finales de los 90, Reebok cambió su enfoque publicitario pasando de la visión del grupo de mujeres a la de la mujer individual y poderosa, reforzando de este modo su mensaje. Aquellos años supusieron toda una revolución. En 1997, los anuncios describían cómo encontrar motivación en el bolsillo trasero y superar las inseguridades, lo que ayudó a demostrar el poder y la determinación que las mujeres tienen para alcanzar el éxito. 
 
Womens_11
Reebok Archive, 1997
 
 
Womens_12
 
 
Womens_13
 
 
En 1998, el lanzamiento de la campaña Reebok Women’s Anthem (el himno de las mujeres Reebok) se convirtió en un grito de guerra valiente y poderoso tanto para la división femenina de Reebok como para las consumidoras. Ya en los años 90, Reebok vio y entendió la importancia de amplificar la voz de las mujeres, y para ello les dieron las herramientas necesarias. Las campañas de marketing jugaron con el concepto de los votos matrimoniales, la Declaración de Independencia y la Advertencia Miranda, dando como resultado unas campañas realmente notorias.
 
Womens_1
Reebok Archive, 1998
 
Womens_2
 
 
Womens_4
 
 
Womens_5
 
 
Womens_6
 
 
Womens_3
 
 
Womens_7
 
 
Womens_8
 
En 1999, Reebok centró su comunicación en el poder interior de cada mujer. El Archivo Reebok explica: "la campaña publicitaria Reebok Powers Women mostró dónde encuentran su poder las mujeres, preguntando a las consumidoras:" ¿qué te da el poder a ti? " Esto ayudó a consolidar a Reebok como un catalizador del empoderamiento femenino.
 
Con la llegada del nuevo milenio, la campaña "Flow" de Reebok Natural Women Epitomize captó toda la atención. Lanzada en el año 2000, el concepto de esta campaña giró alrededor de la palabra "flow" y sus numerosas definiciones, cuyo significado más elocuente es "caracterizarse por una confianza natural". 
 
Womens_10
Reebok Archive, 2000
 
En 2001 se lanzó "It´s a Woman´s World", una campaña tan incisiva e impactante que incluso hoy todavía se recuerda como uno de los momentos clave en la trayectoria de Reebok que marcaron un punto de inflexión. Michelle Sassa trabajó en la agencia que creó esta campaña para Reebok y recuerda que nació de la necesidad de mostrar a las mujeres que aquel era el comienzo de una nueva era para ellas.
 
Womens_9
Reebok Archive, 20001
 
"Como jugadora de fútbol en los años previos a la ley Title IX, crecí viendo e inspirándome con la publicidad; una publicidad que les decía a las mujeres que que simplemente lo hicieran, que fuesen fuertes, que eran capaces de hacer cualquier cosa que pudiera hacer un chico", explica. "Pero al empezar el nuevo milenio, mis amigas y yo estábamos hartas de todos esos clichés sobre el empoderamiento femenino. Nuestras madres lucharon por la liberación de las mujeres y ganaron. No necesitábamos pedir permiso para ser iguales a los hombres; es que ya lo éramos. Y los medios no estaban mostrando esa nueva realidad. Ya no necesitábamos que nos dijesen que podíamos hacerlo; en realidad queríamos celebrar todas aquellas cosas que ya habíamos logrado".
 
Con esta idea en mente, Sassa y su compañero de equipo trabajaron en la nueva dirección que debía tomar la campaña.
 
"Mi pareja creativa Matt Murphy y yo nos propusimos crear una campaña que reflejara esa realidad mostrando todas las formas en que las mujeres gobiernan, lideran y desafían los roles de género. El legado de Reebok estaba en el fitness femenino con el eslogan "Defy Convention" (Desafía las convenciones), así que desarrollamos diferentes escenarios donde las mujeres hacían exactamente eso. Se trataba de dar la vuelta al guión sobre los antiguos estereotipos e invertir los roles para mostrar a las mujeres tomando el control".
 
Womens_20
Reebok Archive, 2001
 La realidad de la industria era que había mucha competitividad entre marcas que desarrollaban campañas de marketing dirigidas a una audiencia femenina y, si no se hacían bien, podían caer en clichés.
 
“La campaña celebraba lo lejos que había llegado la mujer y se desmarcaba de la típica publicidad sensiblera sobre "empoderamiento femenino" que ya estaba muy vista.  Además, esta campaña tenía un tono nuevo, en gran parte ingenioso e irreverente como los anuncios dirigidos a hombres que normalmente verías durante un partido de fútbol. El humor era algo poco habitual en la publicidad para mujeres, ¡y todavía sigue siéndolo!”
 
Para Sassa, que normalmente era la única mujer en la sala de reuniones, esta campaña significó mucho más de lo que supuso en ese momento y, hoy en día, sigue siendo tan relevante como lo fue entonces.
 
"Creo que It’s a Woman’s World se adelantó a su tiempo. Cuando lanzamos esta campaña, algunos escenarios como tener una mujer presidente eran tan solo aspiracionales o directamente una fantasía. Ahora esos escenarios no son solo concebibles sino que están sucediendo. Muchos de los estereotipos culturales y de género del pasado ya no existen. Las mujeres hemos logrado el cambio que queríamos en el mundo. Nuestro momento ha llegado".
 
Si bien esa nueva era que llegó a principios de la década del 2000 fue impactante y significativa, aún queda mucho trabajo por hacer en lo que respecta a la inclusión y la igualdad de las mujeres.
 
Womens_15
 
A lo largo de los años, Reebok ha continuado apoyando a atletas femeninas que han roto moldes en deportes históricamente dominados por hombres, y ha colaborado con mujeres inteligentes y creativas que han luchado por ganarse una posición dentro de la comunidad artística. En 2018, lanzó una campaña completamente centrada en la mujer que mostraba a mujeres de diferentes clases sociales y condiciones apoyándose entre ellas.
 
Desde las mujeres moviéndose en los 80 con sus Freestyle hasta el poderoso movimiento femenino de la actualidad, la conversación continúa y sigue retando a la marcas a hacerlo mejor. Y hasta el día de hoy, Reebok se ha atrevido a traspasar los límites y romper las barreras para seguir progresando y apoyando a las mujeres. A todas.
Style / junio 2020
Danielle Rines, Reebok Editorial
Etiquetas