Icons/Social/GoogleCreated with Sketch.
Style / marzo 2020
Danielle Rines, Reebok Editorial

Cómo las Reebok Pump llegaron a ser un icono del mundo de las zapatillas

Desde hace treinta años, esta emblemática tecnología no hace más que dejar huella

En un momento en que las marcas de calzado buscaban destacar con su innovación y sus tecnologías, Reebok encontró la forma perfecta para dejar atrás a la competencia: Reebok Advanced Concepts .  

EF3014_SL_eCom  

Reebok Instapump Fury OG.

El equipo Reebok Advanced Concepts (RAC) se creó a finales de los ochenta con el propósito de ofrecer innovación e ideas diferentes a la marca para, así, lograr el reconocimiento del mundo de las zapatillas. Aunque el equipo terminaría creando la suela partida, DMX y 3D Ultralite, su primera idea fue tan innovadora que la gente todavía habla sobre ella .  

Reebok lanzó THE PUMP en 1989. Exacto, el modelo de finales de los ochenta y principios de los noventa. Esta zapatilla fue una gran revolución en el mundo del baloncesto. El líder del equipo RAC, Paul Litchfield, fue la persona encargada de la creación de THE PUMP, algo bastante complicado teniendo en cuenta que la idea era muy alocada. Según los archivos de Reebok, la tecnología de THE PUMP contaba con unas cámaras de aire dentro de la zapatilla que se podían inflar y desinflar al gusto. Esto ofrecía un mejor ajuste en la zona del tobillo y conseguía una mayor estabilidad. El diseño era tan bueno que las cámaras de aire estaban acolchadas para que solo cierta cantidad de aire llegase a las partes más flexibles del pie y, así, facilitar el movimiento .

Litchfield habló con los archivos de Reebok hace un tiempo para explicar la inspiración que había detrás de esta tecnología tan innovadora y cómo este diseño resolvió algunos de los problemas que sufrían los deportistas .

«Hablar con jugadores universitarios y profesionales fue lo que dio vida a THE PUMP. Queríamos hacer una zapatilla que ofreciese una sujeción mejor. Los jugadores eran cada vez más grandes y fuertes, por lo que los diseños de caña alta tenían un tamaño gigante. Actualmente se llevan las cañas medias o bajas, pero por aquel entonces la preocupación principal era reforzar el tobillo; por eso creamos THE PUMP» .

Reebok_Pump8

Después de crear dos prototipos, Litchfield pasó su trabajo a Paul Brown, diseñador, para que hiciese más versiones y, según él, después de unos cuatro o cinco días el diseño era casi perfecto.  

«Le pasé las zapatillas a Paul Brown. Él decidió que el mecanismo de THE PUMP estuviese en la lengüeta y en la parte superior, además de darle una forma más típica del calzado de baloncesto. También movió el mecanismo de desinflado a la parte superior para que tuviese más sentido. Paul era un diseñador increíble. Cuando vi el primer boceto, me quedé boquiabierto. Era maravilloso, así que en los diez meses siguientes nos dedicamos a dar vida a este diseño», comenta Litchfield .

Reebok_Pump_1

Esta zapatilla fue solo el comienzo de la exitosa historia de la Reebok Pump. Se le han dado tantos nombres a esta tecnología tan increíble que no es fácil acordarse de todos. A veces recibe el nombre de «Reebok Pump Retro»; otras veces, el de «Reebok Pump Original». De todas formas, está claro que, la llamen como la llamen, siempre se describe a esta icónica deportiva. DJ Senatore, coleccionista y antiguo dueño de una tienda de zapatillas, ha llegado a tener 400 pares de Reebok Pump, algo que lo ha convertido en el mayor coleccionista de Pump del mundo .

«Las tenía cuando era un chaval, así que todo empezó por nostalgia», comenta. «A principios de los 2000 se lanzó una edición retro de las Reebok Omni Lite y me compré unos tres o cuatro colores. Ese fue el comienzo. Me puse a vender todo lo demás y me centré exclusivamente en Reebok, ya que me gustaba que fuese algo diferente y que no coleccionara mucha gente. Hacía que mi colección fuese única».

Senatore es un coleccionista de pura cepa y siempre está buscando Reebok Pumps allá donde va .

Reebok_Pump9

«Una vez fui en coche hasta Washington D. C. un viernes por la noche, ya que había un lanzamiento nuevo. Aparqué al lado de la tienda, dormí en el coche, compré unos pares y volví directo a Nueva Jersey para abrir mi tienda. Siempre echo un ojo a los locales de los lugares que visito, así que he recibido pares desde Las Vegas e incluso desde Alemania».  

Con una colección tan amplia, Senatore ha tenido que invertir mucho. También ha conseguido unos pares de Reebok Pump de manos del mismísimo Paul Litchfield, alguien de quien, por cierto, es amigo. Menuda envidia .

«El primer par lo compré cuando estudiaba en la universidad. Fueron unas Reebok Omni Lites que me costaron 100 $. Desde entonces he conseguido un montón de gangas por 50 $ y he llegado a gastarme hasta 450 $ por unas originales poco comunes y 1000 $ por un par que jamás creí que encontraría. También he tenido la suerte de tener a Paul Litchfield como amigo. Él me fabricó unos cuantos pares exclusivos, y eso es algo que no tiene precio».

Reebok_Pump_2

¿Quieres seguir los pasos de Senatore y empezar a coleccionar? Con suerte encontrarás algunos pares originales y otras versiones de THE PUMP, pero tendrás que rascarte el bolsillo. En algunas webs, un par de Retro Reebok Pump Omni Lites sin usar llega a costar unos 210 €, y la versión original de 1989, unos 290 €. De todas formas, si no te obsesiona la exclusividad, puedes obtener otras ediciones por precios entre los 80 y los 140 €.

Aprovechando el furor causado por el diseño original, en 1992 se lanzó la tecnología Instapump, una nueva versión de THE PUMP. Los archivos de Reebok indican que esta era una tecnología que inflaba la zapatilla al instante, lo que conseguía un ajuste personalizado. Instapump destacaba por usar una especie de bomba que llenaba las cámaras con CO2 (¿a que es impresionante para los noventa?). Esta deportiva se creó para dar un empujón a los deportistas, y estos no dudaron en utilizarla.

  Reebok_Pump_4

En 1994, la Reebok Instapump Fury o «Reebok Pump Fury» demostró que podía existir un calzado sin cordones para correr. Steven Smith, diseñador, creó una zapatilla completamente diferente a lo que había en el mercado. Y funcionó. Según los archivos de Reebok, la cámara de esta deportiva envolvía el pie por completo para evitar el uso de cordones. Además, la mediasuela se sustituyó por un material más ligero, GraphLite, y su suela levantó los cimientos de la suela partida de Reebok

En 2003 y 2004 se lanzó la The Fury 2, que estrenó el sistema Pump 2.0. De acuerdo con lo que está registrado en los archivos de Reebok, esta nueva tecnología inflaba la zapatilla a medida que se andaba, por lo que el sistema manual dejó de existir. Hemos de decir que, además de ser muy cómoda, hacía que el diseño de la zapatilla fuese mucho mejor

En la actualidad, más de veinte años después, la Instapump Fury se sigue considerando un avance técnico extraordinario en el mundo del calzado. Se han lanzado más versiones actualizadas de esta zapatilla .

Reebok_Pump_7  

Pump Supreme

Para conmemorar el veinte aniversario de la Instapump Fury en 2014, se lanzaron 27 colaboraciones exclusivas que volvieron locos a todos los coleccionistas. Desde diseños conjuntos con marcas de renombre hasta campañas con influencers, esta zapatilla es un icono que no deja de dar paso a la innovación .

Style / marzo 2020
Danielle Rines, Reebok Editorial
Artículos recientes
Style / marzo 06, 2020
Charli Cohen, Techwear Designer and Social Activist
Charli Cohen comparte su experiencia con el síndrome Burnout, el cuidado personal y el mito del "multitasking"
/ febrero 24, 2020
Tras la pista - Los deportes de combate
Style / marzo 19, 2019
Danielle Rines, Reebok
Cardi B vive bajo sus propias reglas
Etiquetas

ZIG KINETICA