alert-erroralert-infoalert-successalert-warningarrow-left-longbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
Studio / abril 2017
Danielle Rines, Global Newsroom

#PerfectNever: encuentra tu equilibrio

La vida no es fácil. Es complicada y, sin duda, imperfecta. La entrenadora de Solace New York, Sofia Leguizamon, cree que entender que la perfección no existe es el primer paso para conseguir ser feliz contigo misma.

"Puedes tener momentos perfectos, pero no una vida perfecta," afirma. "Tienes que entender que habrá momentos buenos y malos. Es parte de la vida." 

Sofia se ha dado cuenta de que no tienes que vivir según las expectativas de la sociedad y que debes tratar de conseguir pequeñas victorias en tu día a día.

"Perfect Never significa equilibrio," explica. 

"Al mudarme a Nueva York he tenido que aprender a encontrar ese equilibrio, y no pasa nada por fracasar de vez en cuando. Perfect Never, esa es la manera en que las cosas ocurren y tienes que aceptarlo sin más.

Como entrenadora, ella cree que el fitness puede ser una constante en tu vida para seguir mejorando y construir esa confianza que necesitas para creer en ti misma.

"Te ayuda a confiar más en ti porque sabes que lo has conseguido y que podrías volver a lograrlo. Sabes que no está fuera de tu alcance," explica. "Tienes que dejar de compararte con los demás,  romper esa barrera, y ser consciente de que puedes conseguir aquello que te propongas.

Sofia se toma un respiro al final del día sabiendo que se ha esforzado al máximo. Es cuando mejor se siente. En ese momento ella recuerda dos palabras: #PerfectNever.

"Al final del día reflexionas y te das cuenta de que han pasado cosas buenas y malas, pero eso está bien porque al día siguiente podrás intentarlo de nuevo," nos dice. 

¿Cuál es tu historia #PerfectNever? Envía un tweet mencionando a @ReebokWomenEs y cuéntanos cómo abrazas tus imperfecciones.

Studio / abril 2017
Danielle Rines, Global Newsroom
Etiquetas