alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
Studio / abril 2017
Ryan Gwaltney, Global Newsroom

Las manos en el yoga: una fuente de poder

Algunos demuestran su valentía permaneciendo firmes sobre sus pies. Pero la yogi Rebekah Letch nos demuestra que en realidad su fuerza está en sus manos.

"Como yogi, utilizo mis manos todo el tiempo, ellas soportan mi peso," explica Letch. "Estas manos me han amortiguado cuando me he caído haciendo handstands, pero también me han aguantado al hacer el pino y me han dado apoyo siempre. Estas manos han tenido que soportar entrenamientos extenuantes para llegar hasta donde estoy."

El entrenamiento de Letch no se limita a hacer savasanas en el parque, en realidad sus manos son el testigo de sus progresos, de su evolución, de todo el esfuerzo que ha dedicado para llegar donde está hoy.

"Mis manos están cubiertas de callos como consecuencia de los ejercicios y las posturas," nos cuenta Letch. "Cada día entreno tres horas por la mañana y una hora por la noche, y dejo descansar mis manos y mi cuerpo los domingos."

Para Letch, sus manos le ayudan a superar cada entrenamiento y le permiten alcanzar su mejor versión.

"Cada día mis manos me acompañan en mi entrenamiento de fuerza," nos cuenta. "Me ayudan a estirar, levantando mis piernas y empujando mi cuerpo lo máximo posible al hacer las asanas."

Letch ha colaborado en la nueva campaña de Reebok, cuya pieza principal es el spot "Hands", una inspiradora película que evoluciona el lema de la marca, "Be More Human". Con esta campaña, Reebok destaca cómo nuestras manos cuentan nuestra historia; nuestro esfuerzo y trabajo duro, nuestros éxitos y fracasos, nuestra dedicación y superación.

"Todo este esfuerzo me ha hecho más humana," admite Letch. "Sé lo que significa fracasar, te hace más humilde. Estar sobre la esterilla de yoga me ayuda a enfrentarme a mis inseguridades, así como a mis carencias."

Letch utiliza el yoga como una forma de motivarse y trabajar más duro. 

"Como todo el mundo, experimento subidas y bajadas, y por eso trabajo para superar los malos momentos, quererme a mí misma y aprender a aceptar mis defectos," explica.

Con esta intención, Letch intenta trabajar cada día su fuerza mental y física. Con su par favorito de Reebok Hayasu en los pies y sus manos guiándola, Letch tiene la convicción de que el siguiente capítulo de su vida será todavía mejor.

"Mi historia trata sobre la victoria," explica Letch. 

"Apenas tenía fuerza cuando empecé esta aventura. Estoy muy orgullosa de mí misma por todas las cosas que he logrado hasta hoy. Nunca creí que sería capaz de hacer las cosas que puedo hacer ahora. Desde 10 minutos diarios de handstands en el muro, hasta chaturangas y equilibrios sobre los brazos, mis manos me han apoyado en algunos de los momentos más decisivos de mi vida."

Y tus manos, ¿qué historia cuentan?  Compártelo en Twitter mencionando a  @Reebok  acompañado del hashtag #BeMoreHuman.

Studio / abril 2017
Ryan Gwaltney, Global Newsroom
Etiquetas