alert-erroralert-infoalert-successalert-warningarrow-left-longbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
/ diciembre 2016
Reebok

Natalia García: “Hay que cuidar tanto la mente como el cuerpo”

Siete horas de práctica diaria, desde los seis años. Un control total de la técnica combinado con un deseo de tener una personalidad propia, de dar un carácter único a la gimnasia rítmica. Su tesón y carisma hacen de Natalia García Timofeeva una de las atletas más prometedoras del equipo nacional de gimnasia rítmica. 

Gimnasta de élite y cinco veces campeona de España, la vida de Natalia gira en torno a los  entrenamientos. Entrena en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, a las órdenes de Iratxe Aurrekoetxea, junto a sus compañeras de la selección nacional de gimnasia rítmica y estudia en sus ratos libres. El nivel de exigencia es altísimo, pero Natalia no podría sentirse más afortunada: “El deporte es mi vida. Desde pequeña me aporta una gran felicidad. Me motiva a seguir progresando, a avanzar físicamente”. La gimnasia también le ha aportado cualidades que guían su vida: “he aprendido a no rendirme, a trabajar por superarme día a día, son valores que me sirven a nivel personal”.

Resistir la presión

La gimnasia rítmica es un deporte duro y exigente, la realización ante un gran público y la presencia de jueces que dan un veredicto casi instantáneo hace que esta modalidad se practique bajo mucha presión. Natalia es disciplinada no solo en la práctica, también lo es a la hora de protegerse de ese entorno y mantenerse positiva. “No me preocupo demasiado de las críticas, prefiero concentrarme en las correcciones de mi equipo técnico para mejorar y evolucionar.” Es también un deporte que exige disciplina y sacrificio en el cuerpo de las gimnastas. Sin embargo, Natalia trata de concentrarse en los logros deportivos más que en el aspecto físico. Lo tiene muy claro: “El canon de belleza y perfección lleva a muchas mujeres a no sentirse a gusto con su cuerpo y su aspecto. Cada una debe sentirse feliz consigo misma. Compararse con esa imagen mental de un físico perfecto solo crea ansiedad”. 

El poder de ser única

Los rigores del deporte de élite han llevado a Natalia a ser muy consciente de un aspecto a menudo olvidado de la salud: la mente. “Tan importante como comer sano o hacer ejercicio es cuidar la mente. Y hacer todo eso ignorando los ideales de perfección”. Y es que para la gimnasta, la mujer perfecta “es la que se cuida por dentro y por fuera, se conoce a sí misma, sabe que tiene algo diferente y lo desarrolla”.  En definitiva, potenciar lo que nos hace únicas. Es precisamente ese aspecto el que ha convertido a Natalia en una de las grandes promesas de nuestra gimnasia. Además de concentrarse en la excelencia técnica, la barcelonesa aporta una personalidad propia a sus ejercicios, siempre buscando destacar, llamar la atención del público y de los jueces. 

La voluntad de ser ella misma también le acompaña fuera del tapiz. “Intento ser yo misma siempre. Me paso 7 horas al día entrenando y me da igual si voy en chándal o sin maquillaje. Mi entrenamiento es lo primero”. Esa es una de las razones por las que Natalia se ha sumado al movimiento #PerfectNever: “Nos ayudará a quitarle importancia a las imperfecciones y a mostrarnos tal y como somos, a evitar los estereotipos que nos limitan”. 

--- 

Rebélate contra los estereotipos de la perfección femenina. Únete al movimiento #PerfectNever en Instagram compartiendo tu opinión o tu historia utilizando el hashtag y mencionando a @reebokwomenes.

/ diciembre 2016
Reebok