alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
/ noviembre 2016

Miriam García se rebela contra la perfección: “Es una idea obsoleta y frustrante”

La historia de Miriam García no presagiaba que llegaría a convertirse en atleta amateur, ni mucho menos que se dedicaría al mundo del deporte como personal trainer y comunicadora tras haber trabajado como auditora de cuentas durante 7 años. En su infancia encontró en la danza clásica y el flamenco una auténtica pasión que aún le acompaña, pero una lesión de espalda le alejó de la práctica física durante algunos años.

El running era algo que nunca le había gustado y el triatlón lo desconocía por completo, pero hace unos 6 años encontró la motivación gracias a su hermana, quien la animó a participar en una carrera solidaria. El buen ambiente y la satisfacción personal que sintió al completarla cambiaron radicalmente su relación con el deporte. Desde entonces, practica running y triatlón. 

Hace 3 años decidió dar un paso más y convertir el deporte en su profesión. La actividad deportiva le ha ayudado a escala personal: “Gracias al deporte me conozco mejor. Me ayuda a saber qué quiero y cuál es el camino que tengo que seguir para conseguirlo. No solo te hace más fuerte en lo físico, también te refuerza mentalmente”.  

“Me juzgan sin conocerme

Como muchas mujeres, Miriam ha recibido críticas sobre su físico, su falta de experiencia o su nivel como runner y triatleta: “Mi cuerpo no responde al ideal femenino y mis tiempos como corredora o triatleta amateur no son considerados para algunos aptos para alguien influyente. También me han dicho alguna vez que no merezco representar a ciertas marcas, que entreno en exceso o con demasiada intensidad, y juzgan mi estado de salud sin conocerme, por lo que ven en una foto”. 

Estas críticas y prejuicios le importan poco a Miriam, más interesada en la experiencia personal de cada uno que en escalar puestos en rankings imaginarios: “Cada camino es diferente, cada evolución es diferente. Porque todas somos distintas. Es mejor dejar las comparaciones atrás, creer en nosotras mismas, en lo que deseamos, y esforzarnos por conseguir lo que nos proponemos”. Esa positividad y espíritu de superación inspiran a diario a sus miles de seguidoras, ya sea a través de su cuenta en Instagram o en el blog “Doble o nada” en la revista Women's Health. 

La perfección no emociona

Coherente con la idea de que cada una debe encontrar su camino, Miriam no se identifica con la idea de perfección: “es fruto de una mentalidad cerrada y obsoleta. Hace que nos marquemos expectativas nada realistas que solo llevan a la frustración. La perfección carece de emociones y son las emociones lo que nos hace aspirar a más, a sentir, disfrutar y luchar más, pero también a equivocarnos sin miedo. ¡Son nuestra materia prima, nuestra energía!”.

De ahí que se muestre entusiasmada de participar en la campaña #PerfectNever que, según ella, llega en el momento más oportuno: “Las redes sociales refuerzan la existencia de estereotipos, celos, comparaciones y envidias. Este movimiento lucha contra eso y nos invita a ser nosotras mismas, a tratar de mejorar pero siempre disfrutando del proceso y sintiéndonos orgullosas de nuestros logros.”

---

Únete al movimiento #PerfectNever en Instagram. Explícanos tu idea de la perfección femenina y podrás formar parte de nuestro anti-calendario de mujeres perfectamente imperfectas. Infórmate aquí.

/ noviembre 2016