alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
Style / septiembre 2016
Tree Ferran, Global Newsroom

Cómo limpiar tus Classic Leather

 

La tendencia de las zapatillas se ha instalado más que como una moda pasajera, como un estilo de vida. Y especialmente las zapatillas blancas (que van con casi cualquier cosa que te pongas) se han convertido en una pieza esencial en cada armario. 

"Siendo una estilista ocupada, no hay nada que valore más que la libertad que me proporcionan unos zapatos cómodos", comenta la conocida estilista y editora de moda Elizabeth Cabral ( @elizabethcabral). "Además, unas zapatillas superblancas aportan un toque de lo más fresco a casi cualquier look", dice Elizabeth. 

Los zapatos son una pieza clave del vestuario de todo el mundo, pudiendo poner la guinda al pastel o acabar con el estilismo. Por eso es imprescindible cuidarlos bien.

Cabral sugiere tener a disposición siempre más de un único par de zapatillas blancas para asegurarnos de que siempre llevemos un look impecable.

"Creo que un buen número sería tres", comenta.

Si te estás planteando comprarte unas zapatillas nuevas y estás haciendo inventario para encontrar las que mejor vayan con tu estilo, ten siempre en cuenta lo que conlleva tener unas zapatillas blancas. Cada detalle cuenta.

"Si tus prendas y zapatos están bien cuidados, la impresión que darás será la de que eres una persona cuidadosa y que prestas mucha atención hasta a los detalles más mínimos", dice Elizabeth.

Uno de esos detalles es llevar siempre las zapatillas blancas impecables.

Ya ha pasado la época en la que llegar a un bar o a cualquier otro lado con unas zapatillas bastante usadas era aceptable. Ahora, tener unas zapatillas requiere mucho más esfuerzo.

Afortunadamente para ti y para todos, tras días y días de probar formas de dejar impecables las zapatillas, hemos dado con una fórmula para que tus Classic Leather parezcan siempre recién estrenadas.

Y no tienes que empezar a comprar productos caros ni nada por el estilo. Solo necesitas algunos productos típicos de casa y máximo 30 minutos. Tras cuatro pasos tendrás tus Classic Leather tan blancas como una perla.  

1. HAZ LA MEZCLA

Pon los siguientes ingredientes en un recipiente de tamaño mediano y mézclalos:

Una taza de agua, 5 cucharadas de bicarbonato, 1-2 cucharadas de lavavajillas y 1-2 cucharadas de agua oxigenada. Cuanto más sucias estén las zapatillas, más cantidad de ingredientes tendrás que mezclar, claro...

2.  PONTE A PULIR

Utiliza un cepillo de dientes (coge uno que solo vayas a utilizar para esto), introdúcelo en la mezcla preparada y ponte a frotar la zapatilla. No hace falta que limpies aun los cordones; dejemos eso para el paso 4. Cuando creas que has limpiado bien la zapatilla, utiliza un papel húmedo para retirar la mezcla de esta.

3.  DÉJALAS IMPECABLES

Este es uno de nuestros pasos favoritos. ¡Te va a flipar cómo desaparece la suciedad! Empapa un trocito de algodón en quitaesmalte y limpia la mediasuela. Repite este paso hasta que consigas la blancura que tú quieras. 

Un consejito: Si llevas las uñas pintadas, ten en cuenta que con el quitaesmalte pueden estropearse. Una opción es utilizar guantes. O también puedes dejar la limpieza de las zapatillas para otro momento en el que no tengas las uñas pintadas. 

4.   ¡MAGIA! (opcional) 

Si no te conformas con dejar impecables las zapatillas por fuera, también puede limpiarlas por dentro utilizando una cuchilla de afeitar desechable para eliminar las bolitas que tienden a formarse en el interior de la zapatilla. Por último, echa a lavar los cordones.

¡Y listo! ¡Átate tus zapatillas y a divertirse!

Mándanos un tweet a @ReebokClassicEs y deslúmbranos con tus impolutas Classic Leather.

Style / septiembre 2016
Tree Ferran, Global Newsroom
Etiquetas