alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
/ agosto 2016
Saúl Craviotto, @saul_craviotto

Saúl Craviotto (VII): Entrena Tu Mente

Saúl nos desvela sus métodos para alcanzar la preparación psicológica necesaria para desatar todo su potencial durante los JJOO.

El control de la mente antes y durante una competición física es uno de los elementos clave que pueden llegar a marcar la diferencia entre una victoria y una derrota. Por eso, Saúl nos desvela sus métodos para alcanzar la preparación psicológica necesaria para desatar todo su potencial durante los JJOO. 

A pocos días de los Juegos Olímpicos, creo que es el mejor momento para hablar de la preparación mental de cara a esta gran cita. La sensación no puede ser más real y reciente, ya que en la actualidad me encuentro en esta fase y es mucho más fácil explicarlo. 

En este post os voy a hablar de cómo nos concentramos las semanas previas, cómo afrontamos la preparación psicológica y cómo gestionamos el control de nervios antes de la competición. 

Siempre he creído que la cabeza es lo que marca la diferencia en la alta competición, mucho más que el físico. He conocido a muchos compañeros del Equipo Nacional que eran muy superiores a mí entrenando y que, cuando llegaba el día de la competición, no eran capaces de rendir igual. Y del mismo modo, a lo largo de mi carrera deportiva, me he encontrado con compañeros que entrenando eran de los que no se les tenía en cuenta y llegaba la competición y daban la sorpresa. Y eso se debe a la capacidad de controlar el nivel de nervios y de presión en el momento clave. 

Es importante saber controlar los nervios, ya que te pueden provocar tal nivel de estrés que exista un bloqueo mental, incluso flojera muscular. Yo creo que el estréspuede ayudar a mantenerte alerta y preparado para reaccionar, para la competición es hasta necesario. Lo que hay que conseguir es encontrar la forma de que ese estrés no pueda contigo. 

Lo más importante es haber hecho los deberes previamente entrenando durante toda la temporada y también haberte cuidado lo mejor posible (alimentación y descanso). Ese es un buen punto de partida para controlar los nervios, eso te da confianza en ti mismo a la hora de afrontar una competición. Es primordial saber que llegas al 100%. Si llegas a la competición con alguna duda, te come por dentro la presión, y aun sabiendo que estás para ganar y con una confianza brutal en ti mismo, es imposible no pasar nervios. También es interesante utilizar técnicas de relajación (respiración profunda, visualizar la carrera y tener un pensamiento muy positivo).

 En mi caso, me juego el trabajo de 4 años en 35 segundos. He estado en dos Juegos Olímpicos en los que he conseguido medalla en ambos, por lo que salgo en todas las quinielas, y los medios de comunicación ya dan por hecho que en Río de Janeiro tengo que sacar otra seguro. Tengo un equipo detrás (fisioterapeuta, médico, nutricionista, entrenador, etc.) cuyo trabajo y sueldo dependen de lo que yo haga en esos 35 segundos. Mi beca económica también depende del resultado que saque en los JJ. OO., ya que si no consiguiera pasar a la final, por ejemplo, me quedaría sin ningún tipo de ayuda ni de sueldo… por lo tanto es difícil que, aun teniendo confianza en mí mismo, no me vaya el corazón a 200 pulsaciones cuando esté colocado en la línea de salida sabiendo lo que me juego. 

En definitiva, hay que intentar controlar esos nervios y, aunque sea duro, no nos queda otra que pasar por ello. Nadie se libra. Me tranquiliza bastante saber que mis rivales estarán igual o peor que yo…

/ agosto 2016
Saúl Craviotto, @saul_craviotto