alert-erroralert-infoalert-successalert-warningarrow-left-longbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
/ junio 2016
Alba Cabello, @albycabello

Alba Cabello (III): Piensa con la cabeza, actúa con el corazón

Son deportistas de élite. Atletas que no conocen la zona de confort. Y sobre todo, personas que cada día luchan por alcanzar su mejor versión. El piragüista olímpico Saúl Craviotto y la nadadora olímpica de sincronizada Alba Cabello comparten sus vivencias tanto profesionales como personales para ayudarnos a descubrir qué significa #BeMoreHuman.

En el caso de los deportistas de alto nivel que pasamos tantas horas entrenando (nosotras, por ejemplo, dedicamos entre 8 y 10 horas diarias), es indudable que lafortaleza mental es clave para el éxito de cualquier atleta.

Cuántas veces se nos habrá pasado por la cabeza tirar la toalla, abandonar un entreno, bajarnos del tren, o simplemente cuestionarnos si el esfuerzo y el sacrificio merecían lapena. A cuántas cosas habremos renunciado para intentar tan siquiera acercarnos a nuestros sueños.

Ahora pienso que donde no llega tu cuerpo, llega tu cabeza, pero no es lo único: dejadme que os presente a “Gertru”; así es como en nuestro equipo llamamos al subconsciente, ese demonio que siempre aparece en el momento más crítico que se vive durante un entreno o competición. La mayoría de veces aparece fruto del cansancio, y en esos momentos sabemos que frente a la “aparición” de Gertru tenemos que sacar fuerzas y plantar cara a los problemas. Ahí es donde llega el corazón.

Usar la cabeza es muy importante para cualquier deportista, pero más importante aun es escuchar al corazón, y en nuestro deporte al ser una disciplina plástica se trata de expresar, de transmitir sentimientos, de gesticular, de mostrar expresiones y sentirlas de verdad.

Todos estos años en el equipo nacional me han enseñado que, si no nadaba con el corazón, no llegaba a divertirme como era natural en mí; la cabeza me ha ayudado muchísimo, pero el corazón lo he utilizado -y lo he sentido- en cada competición.

/ junio 2016
Alba Cabello, @albycabello